dudas, sugerencias o negocios:

peronosoy_friki@hotmail.com

CHICHIS PA LA BANDAAAAA!

domingo, 23 de marzo de 2014

Cronica del pájaro que da cuerda al mundo. Haruki Murakami.



Este es el segundo libro que leo de Murakami y era un libro que había querido leer desde hacia mas de tres años y por miedo o flojera, no lo había hecho.
Me lo regalaron en Navidad y fue el primer libro que empece en el año, pero por razones de estrés y un putero de trabajo, lo leí a paso de tortuga.
La historia se centra en una joven pareja que tras años de casados empiezan a tener una serie de problemas que conllevan a la desaparición de ella. Mientras tanto, en la vida de Osaka, todo da un cambio repentino y entre la desaparición del gato, la aparición de una "hechicera" y su hermana su vecina joven.  Una serie de personajes influyen en su vida y en la separación de la pareja, mientras el lucha por rescatarla de lo que el considera una trampa en un sueño.

La historia es buena, aunque el final te deja con un mal sabor de boca; la historia se vive en el Murakamundo fantástico (Si, acabo de inventar la palabra) de leer entre lineas y un mundo extraño que convive con el nuestro. Para mi fue mejor Kafka en la orilla, aunque muchas personas alaben este libro. 

AQUI la reseña de Kafka en la orilla.
RaWwWr!!!

jueves, 20 de marzo de 2014

¿Es que vivimos en un mundo tan insatisfecho e infeliz que necesitamos de un día para recordar que tenemos que ser felices?

RaWwWr!!!

lunes, 17 de marzo de 2014

Fiestas.

Como cuando te invitan a una fiesta y crees que será "divertida", llegas, conoces a las personas y dices "Ok, esto ira de maravilla".     Pero terminas en un rincón sin hablar con nadie, friendo hamburguesas y bebiendo una cerveza tibia, viendo como la gente se divierte y te ignora.

Recalque mi antisociabilidad con personas prepotentes y mamonas.   ¿O la mamona soy yo?



RaWwWr!!!

miércoles, 12 de marzo de 2014

Descubriendo mi segunda vida.

Era una noche fria, el viento soplaba  con tal fuerza que creía que de un momento a otro volaría a Oz. La gente salía arremolinada del metro, corriendo para llegar temprano a sus hogares y entre empujones, maldiciones y pisotones, un ciego se abría paso dificilmente entre la multitud.
Pase a lado de él, mirandolo confundido y asustado. 
-"Maldita sea, vamos a llegar tarde."- Me dije, pero ya era demasiado tarde, habia regresado para ayudarlo. -¿Necesita ayuda?- Le tome su brazo y el ciego alzo misericordiosamente su rostro cubierto por unas extravagantes y gruesas bajas de sol.
-Si, por favor.- Decia mientras se aferraba como un niño a mi brazo. -Muchas gracias, debe de llevar mucha prisa.-
-En realidad no tanta.- Mentí. - ¿Va hacia la base de camiones?.-
-Si señora, ¿Usted?.- Su baston chocaba contra el suelo para hacerlo ubicarse.-No quiero desviarla de su camino.-
-No se preocupe, vamos al mismo lado.-


Un silencio se hizo presente, mientras la gente se abria paso entre nosotros y yo, yo lo unico que hacia era decirle: "Un escalón, cuidado". "Vamos a cruzar la calle", "Esta el alto".   Me recorde inmediatamente a Amelie y de mi garganta quería expulsar un "La pareja de adelante lleva un globo de corazón y se han parado para besarse" "´Pasaremos por la fonda, la señora esta terminando de limpiar mientras ve su telenovela favorita" "Un perro callejero se detiene para oler los charcos de jabón con restos de comida y aceite quemado"....

-¿Usted es casada?- Me habia sacado de mi meditación.
-¿Perdón?- Voltee a verlo buscando su mirada, por un momento habia olvidado que era ciego.
-¿Qué si usted es casada?- Seguia con la cabeza recta, como si mirara al frente.-Por que ha de tener muchas cosas que hacer llegando a casa.-

Se me ocurrió decirle "No, la verdad es que vengo de la escuela, pero tambien trabajo, aun no me he casado, pero no me desagradaría la idea por que..."

-Si, soy casada ahorita voy a mi casa.-  Salieron esas palabras de mi boca y sonaron como si otra persona las hubiera dicho, resonando en mis oidos.
-¡¡¡Aaah!!! Es muy pesado para ustedes, llegar de trabajar, hacer la comida para mañana, arreglar a los hijos, revisar sus tareas. ¿Usted tiene hijos?-
-Si, tengo tres niñas.- Las palabras volvieron a salir solas. Me sorprendí de mis mentiras. -Tienen 6, 8 y 12 años.-
-Han de ser su adoración.-
-Vamos a bajar una banqueta. Pues si, lo son, de mi esposo y yo.-
- ¿Y el la ayuda?.-
-Si, el siempre llega antes y hace las tareas con mis niñas.- 
-Que lindo que la ayude con las tareas del hogar.-
- Bueno, aqui nos separamos.- Le dije mientras trataba de soltarme de su brazo. -Necesita que lo guie hasta su camión ¿O puede llegar solo?- 
-No se preocupe seño, vayase con su familia, ya le robe mucho tiempo.-
-Entonces, cuidase y que tenga buena noche.-  Le dije mientras lo veia alejarse.-
-Igual seño, buena noche.- Me dijo, mirando al frente.-

Camine sola hasta llegar a mi camión, con la idea de que  no tenia ni esposo, ni hijas, ni una bella casa para todos nosotros. Un hueco en mi pecho creció poco a poco; hasta que recorde que aun era joven y en casa habia una familia que me esperaba con los brazos abiertos.

Sonreí nostalgicamente.

RaWwWr!!!